CICLO PERSONALIDADES DEL MUNICIPIO URDANETA

LIGERA SEMBLANZA DE MIGUEL ESTEBAN PACHECO

Autor de la Geografía e Historia del Distrito Urdaneta del Estado Lara, libro inédito, rescatado después por los historiadores. En su larga vida, el Sr. Miguel Pacheco, desempeño con eficiencia y honradez, muchos cargos en la administración publica. Don Miguel, fue un hombre de bien, dispuesto siempre a servir a sus semejantes.

 

ASI SE FORMÓ LA FAMILIA PACHECO PAYARES

Juan Prudencio Pacheco era oriundo del Estado Yaracuy, San Felipe, después de 1850 o 60 (no se conoce la fecha exacta) se residenció en el caserío Topeyes, perteneciente a la población de Siquisique, este sitio era muy floreciente para la epoca, aquí contrajo matrimonio con la Sra. Gumercinda Payares, quien era procedente del Estado falcón. De esta union nacio un hijo llamado José de la Cruz Pacheco Payares.

José de la Cruz Pacheco se caso en primeras nupcias con Fidelia Querales, nativa de Topeyes, con quien tuvo una descendencia numerosa (11h), y luego casó en segundas nupcias con María de la Chiquinquira Ereú (Doña Chincra), nativa de Siquisique, de cuyo matrimonio nacieron 6 hijos: Horacio- Witermunda, Encarnación, Felícita Ernestina (Chaco), Miguel Esteban Y Natalio.

DON MIGUEL PACHECO Y SU ESPOSA CARMEN MELENDEZ
 

Miguel Esteban Pacheco Ereú nació en la población de Siquisique, Distrito Urdaneta del Estado Lara, el 26 de diciembre de 1892, Las primeras nociones de instrucción se las enseñó su hermana Encarnación, quien había estudiado en un colegio particular. Después de esta primera instrucción hogareña, don Miguel Pacheco estudió en la escuela particular de Facundo Reyes en 1898. Para luego en 1904 seguir los estudios en la Escuela Federal, cuyo Director era Juan E. Giménez, donde se graduó ante una junta Examinadora, compuesta por los bachilleres, Samuel Yánez, Buenaventura Giménez y el General Tomas Parraga, donde obtuvo el Certificado de Suficiencia, que era 6tº grado, pero a decir de la gente de antes, equivalía a graduarse mas que de bachiller en la actualidad.

En 1914, empezó a trabajar como Oficinista, en la Farmacia de Buenaventura Giménez. Este mismo año; en Siquisique, se casó con Carmen Elisa Maria Meléndez. De este matrimonio, nacieron 4 hijos; Miguel Segundo, Eva Alicia (se casó con el poeta y periodista Carlos Romero y murio en el primer parto, le sobrevivio una hija de nombre Alicia Eva), Pedro Alonso y Horacio Domingo.

En su larga vida, el Sr. Miguel Pacheco, desempeñó con eficiencia y honradez los siguientes cargos en la administración Pública: el primero de junio de 1922, fue nombrado Secretario del Concejo Municipal del Distrito Urdaneta. En 1924, pasa a ocupar el cargo de Registrador Subalterno, hasta el año 1932. En el año 1940-41, fue Secretario Delegado del Censo. En 1945 fue Secretario de la Prefectura. Todos estos cargos los desempeño en Siquisique.

BAUTIZO DEL LIBRO* DE MIGUEL PACHECO EN LA SEDE DE LA ALCALDIA DEL MUNICIPIO URDANETA POR MONS. FLORES

En 1946, se residencia en Barquisimeto y fue nombrado Secretario de la Sindicatura Municipal. En 1947, trabajó en el Juzgado del Distrito Iribarren. En el año 1949, fue nombrado como Registrador Subalterno en Cabudare, Distrito Palavecino del Estado Lara. En 1954 fue nombrado, Secretario del Concejo Municipal de Cabudare.

El 21 de junio de 1964, el Concejo Municipal del Distrito Palavecino, reconociendo sus meritos y viendo la eficiencia con que se había desempeñado en ese cargo, lo premió con una justa jubilación.

Don Miguel Pacheco, también fue un aficionado al periodismo, colaboró en la fundación de varios periódicos en Siquisique; escribió como colaborador en las páginas del Diario “El Impulso”, en el semanario Católico “Fe y Acción” y fue corresponsal de una agencia de noticias de Caracas.
Después de una provechosa vida, le rindió tributo a la tierra y murió en Barquisimeto, el 14 de agosto de 1967. Su fallecimiento fue muy lamentado por todos sus amigos y familiares; pues Don Miguel Pacheco fue un hombre de bien, dispuesto siempre a servir a sus semejantes. El mejor homenaje a su memoria, es este Libro. “Su Geografía e Historia del Distrito Urdaneta del Estado Lara”, al que consagró toda su capacidad intelectual.

DOÑA CHINCRA, MAMA DE MIGUEL   MAMÁ CHACO, HERMANA DE MIGUEL PACHECO

Miguel Segundo Pacheco, el hijo mayor de Miguel Esteban, también abrazo el periodismo siguiendo los pasos de su padre. Aunque no contamos con una fuente bibliográfica extensa sobre el tema, hemos encontrado en las reseñas de la época (1942) que éste para la fecha era un joven periodista, que ocupaba el cargo de Director (encargado) del diario “El País” de Barquisimeto y tuvo la oportunidad de ser el primer carnetizado de la dictadura.

Ya que por decreto fechado el 27 de marzo de 1942 emitido por el Presidente del estado Lara León Jurado y refrendado por el Secretario General de Gobierno (interino) Dr. Esteban Agudo Freitez, se obligaba a todos los periodistas a inscribirse en una especie de censo para ponerle freno al ímpetu de la libertad de opinión publica.

En esa fecha desbordaban con pasión en el Distrito Urdaneta dos periódicos, uno dirigido por el Poeta Carlos Romero y el vernáculo y siempre recordado Antonio Domingo Meléndez, llamado “Ensayo Democrático”, y otro “El Aldeano” con asiento en el caserío Algodones del Municipio Xaguas, dirigido por R. Piña Mujica y administrado por Isisdro Alvarez; Ambos significaron una especial etapa en el Siquisique de antaño.

Esta información la obtuvimos del libro “RASTROS Y ROSTROS Y LA PLUMA EN RISTRE” del eximio periodista Esteban Rivas Marchena. “En las páginas de esta obra, hallaran los lectores detalladas referencias al registro de periódicos y periodistas (carnetizacion) habido durante los años que en cuanto a la actividad periodística comenzó el 25 de noviembre de 1942, una carnetizacion oficial de periodistas y registros de periódicos que se prolongó hasta el 14 de marzo de 1956, día en que acudió a la Prefectura el joven Roberto Riera Rodríguez, el ultimo de los periodistas en ser carnetizados en un proceso de “credencializacion” que a cargo de la Jefatura Civil (llamada después Prefectura y también Gobernación del Distrito) comenzó aquel ya lejano 25 de noviembre de 1942, cuando el primer periodista en llegar a la Jefatura Civil del Distrito Iribarren a cumplir con tal requisito, según el Decreto del carnet de Periodista emitido por el Presidente del Estado , entonces , General León Jurado, fue un joven “Fablistan” siquisiqueño radicado en Barquisimeto, Miguel Segundo Pacheco, quien fungía como Director (encargado) del diario “El País”, periódico fundado en ese mismo año 1942, por el periodista cubano trashumante Francisco Villazán…”

Pedro Alonso Pacheco Meléndez

Comenzó sus estudios en la escuela “Ricardo Ovidio Limardo” terminando la primaria en 1939. Ese mismo año ingresó a la secundaria en el Colegio “Miguel José Sanz” de la población de Duaca, terminando el bachillerato en el Liceo “Lisandro Alvarado” de Barquisimeto, en el año 1943. El 5 de octubre de ese año ingresó al instituto pedagógico o Liceo Aplicación de Caracas, donde hizo un curso de Enseñanza Secundaria. Volvió a Siquisique, donde fue nombrado Director de la Universidad Popular José Gil Fortoul. Allí casó con Luz López, tuvieron 5 hijos, Gerardo, Pedro Alonso, Elsie, Betty Milagro y Luz Estela. Se residenció en Barquisimeto y fue nombrado maestro, en la escuela Graduada “Riera Aguinagalde” luego Director del Internado para varones de la Escuela Normal “Miguel José Sanz. Maestro de la escuela Ezequiel Bujanda de Cabudare. Luego fue nombrado Director de Educación en el Estado Portuguesa.

Volvió a Barquisimeto, donde alternaba la Docencia con el periodismo. Escribía en las páginas deportivas del diario “El Impulso”. Semanalmente publicaba “ La Columna Andariega ”. Eran noticias deportivas y sociales que eran muy leídas por los miles de lectores de este prestigioso diario.

 

Maestro y periodista. Nació en Siquisique el 25 de febrero de 1922. Era hijo de Miguel Pacheco y Carmen Elisa María Meléndez de Pacheco.

También escribía sobre los siguientes deportes: Bowling, Voleibol, Basquetbol y Béisbol amateur. Esto le valió para ser nombrado Jefe de una Delegación a unos juegos Nacionales de Béisbol Juvenil que se efectuaban en Coro del Estado Falcón, en donde Lara quedo campeón.

Fue fundador del Círculo de Periodistas Deportivos del Estado Lara junto a los talentosos periodistas Elides J. Rojas, Hermanos Orellana Linares, Luis Rodríguez Moreno, Pepin Martínez Hidalgo (El negro que invento el sabor), Alfonso Saer y otros renombrados periodistas.

Tiempo después se residencio en Caracas cuando fue nombrado Jefe de Prensa y Relaciones Publicas del Instituto Nacional de Deportes. Allí tuvo también una destacada labor; pues como siempre, puso su entusiasmo y dinamismo en su trabajo que le fue reconocido por muchos de sus colegas de la prensa.

Murió en Caracas después de enfermar un día 13 de agosto de 1976.

 

A continuación un escrito y un pequeño poema que en su memoria compuso Antonio Domingo Meléndez.

…Hoy, por ejemplo, nos apresuramos a escribir unas líneas acerca de la vida de Alonso Pacheco, quien fue hijo de don Miguel Pacheco, intelectual y destacado tradicionalista, autor de la Historia del Distrito Urdaneta, un poco olvidado por su pueblo.

Alonso Pacheco fue un autentico producto del ancestro siquisiqueño. Era hombre de varias facetas intelectuales y humanas. En sus actividades hubo de destacarse por una inteligencia poco común: Educador de brillante trayectoria, periodista deportivo, declamador de encendida palabra, orador elocuente, etc.

Su vida fue corta. Murió a los 54 años un 13 de agosto de 1976. Desde temprana edad daba muestras de su talento en actos culturales y veladas siquisiqueñas, figurando para los años 1.934 junto con José Espinoza Pacheco en la Estudiantina 13 de Julio, fundada para esa época por el musicólogo Joel Vásquez.

Se inicio como educador en su pueblo natal. Ejerció este noble apostolado en Barquisimeto y otras ciudades. Fue Director de Educación en Portuguesa. Jefe de Prensa y Relaciones Públicas del I.N.D. con residencia en Caracas; y como tal viajó como jefe de Delegaciones Deportivas a varios países. Sostuvo en el “Impulso” por varios años una columna deportiva, con el seudónimo de ANDARIEGO. Perteneció al Círculo de Periodistas Deportivos y a la antigua A.V.P.

En lo humano y lo social poseía una extraordinaria cordialidad, de temperamento alegre y bonachón, con su chispeante humorismo amenizaba las placidas reuniones…

Por el padrinazgo de una de sus hijas fuimos compadres de mutuo aprecio y estimación. El destino nos deparo la feliz oportunidad de compartir una buena amistad…momentos de gran camaradería, tanto en Siquisique como en Barquisimeto, entre música, recitaciones y copas deliciosas…Muchas y largas fueron las inolvidables noches que entre grupo de selectos amigos disfrutamos la lirica bohemia y la galante serenata, de románticas canciones sentimentales…

Días antes de su sentida desaparición vino especialmente de Caracas a Barquisimeto a un homenaje que en honor a la insigne educadora Rigoberta Duim, organizaron en esta ciudad numeroso grupo de sus brillantes ex-alumnas, para quien fue su querida maestra de sexto grado, y a la vez Directora de la Escuela Graduada Luis López Méndez que funcionó allá en Siquisique (1.938-39) de cuya promoción también había egresado Alonso…

En ese lucido acto pronunció un emotivo discurso…Aunque muy afectado por el grave mal que le aquejaba, expresó: volveré pronto, queridos paisanos, enfermo como estoy, Alonso se muere cuando él quiera… Tal era su calidad humana. Su espíritu de gran temple…su gran fe y optimismo maravilloso para enfrentarse al final inevitable…

Como justo reconocimiento a su obra de elevados quilates intelectuales y humanos, en Bararida (Urbanización en donde vivió) existe un parque infantil y Deportivo que merecidamente lleva su nombre, homenaje permanente al recio deportista y educador siqusiqueño.

Firmado en julio de 1995 por A.D.M.

La Lira Rota a Alonso Pacheco.

(En su memoria)

Como un ángel moribundo, Alonso/ ayer el ruiseñor no quiso alpiste/ y ahogada en llanto su garganta triste/ su canto alegre se volvió responso/ como quisimos que no fuera. Alonso/ verdad, esa verdad de que partiste.

Nota:* Este libro nunca fue publicado, y llegó a mis manos (hecho a maquina y fotocopiado), obsequiado, especialmente, por el Cronista del Municipio Iribarren, Ramón Querales, a quien agradecemos infinitamente su desprendimiento y colaboración, para con este servidor. Ahora no recuerdo, pero se que él, (Querales) le dio mucho crédito, a un escritor amigo, por haber ayudado a rescatar y organizar esa valiosa información. A quien también le agradecemos y damos el merito que se merece por esta acción y por ahora les quédo debiendo el nombre, por lo que pido disculpas al poeta y al publico.

Bibliografia:Che Espinosa. www.municipiourdaneta.com. “RASTROS Y ROSTROS Y LA PLUMA EN RISTRE” del eximio periodista Esteban Rivas Marchena.