"Bienvenidos a la Pagina Web del Municipio Urdaneta... MUY PRONTO ESTARA EN FUNCIONAMIENTO UNA RADIO EN ESTA PAGINA; municipiourdaneta.com/radio ... UNA RADIO INTERACTIVA LIBRE E INDEPENDIENTE... PARA OIR MUSICA VARIADA Y PROGRAMAS SOBRE DIFERENTES TOPICOS DE INTERES GENERAL...ESPECIALMENTE SOBRE EL MUNICIPIO URDANETA... Atte. Leonardo Castañeda, Webmaster.
Historia del Municipio
Simbolos Patrios
Artesania
Zabila
Ayamanes y Turas
Ruta del Cocuy y el Chivo
El Sisal
Elecciones en el Municipio Urdaneta
Recorrido Turistico
Agricultura y Cria
Valores Musicales
De todo un Poco
Autoridades del Municipio
Efemerides y Personalidades
Gobernantes
Asociacion de Licoreros
Salud
 








Resultados por Página:
Fotografia de Archivo
CICLO DE PERSONALIDADES DEL MUNICIPIO URDANETA

A continuación le entregamos un material Biográfico sobre el Dr. Abogado y escritor Luis Francisco Meléndez Ure, quien tiene más de 40 años dedicados a su profesión, y con una significación especial, debido a su cruzada por el adecentamiento del Sistema Judicial Venezolano.
Nació en Siquisique, Municipio Urdaneta del Estado Lara. Es Hijo de los esposos Francisco Esteban Meléndez Meléndez y Julia Ure de Meléndez, fallecidos ambos. Es el cuarto (04) de siete hijos, entre los cuales se encuentran Alirio Antonio, (difunto), quien era perito agropecuario, Oscar Rafael (Profesor de educación), Lilia Mercedes (profesora de educación), él, (que es abogado), Alis Lucia (que es abogada), Julia Egle (que es socióloga) y Georgina Meléndez Ure, que es economista.

Hizo sus estudios primarios en la Escuela Ricardo Ovidio Limardo (ROL) de Siquisique. Sus estudios secundarios los realizo entre el Liceo Arístides Rojas de San Felipe, Estado Yaracuy y el Liceo Luis Espelocin en la ciudad de Caracas. Como carrera escogió la profesión de Abogado e hizo sus estudios universitarios en la Universidad Central de Venezuela en la que se graduó en el año de 1967, en la Promoción de Abogados “Dr. Luis Farias de Lima”. Toda su profesión la ha dedicado al ejercicio libre de la abogacía. Se considera un abogado del mundo y su objetivo es hacer justicia en todo el universo. No cree en doctrinas universales y solo admite la realidad de los seres humanos en su manera de proceder con sus semejantes. Para el son más importante los seres humanos, que las instituciones que los conforman. Por que ellas, son el reflejo del comportamiento de ellos.

Conectado(s) 8



Enlaces Interesantes

 

En la medida de la conciencia humana positiva se engrandecen las naciones del universo. Mientras que la conciencia humana negativa, trae consigo la destrucción y la depravación de todo el universo.

Luis Francisco Meléndez Ure; ha ejercido su profesión de abogado., como uno de los pocos profesionales del derecho que ha tomado la critica constructiva, como único sistema de armonizar el mundo y conseguir la paz de la humanidad. Esa experiencia la ha venido trasmitiendo a sus semejantes a través de varios libros, que como ensayos en el proceder del ambiente de las leyes y sus circunstancias humanas, se puede conseguir ese objetivo social de lograr la tranquilidad, la paz y la armonía en las relaciones humanas.

Entre sus principales obras literarias que ha escrito, hasta el momento se encuentran: 1º). “EL DERECHO COMO ACTIVIDAD PROSTITUIDA” (1975), 2º). “MANDATO JUDICIAL Y CITACIÓN” (1979), 3º). “VENEZUELA SIN JUSTICIA” (1980), 4º). “INFORME DEL CASO PENAL DEL GANADERO PEDRO NUMA SALAS BUSTILLOS” (1984), 5º). ESCRITOS DE CONTESTACIÓN A LA ACCIÓN DE NULIDAD QUE EJERCIÓ EL FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA, HÉCTOR SERPA ARCAS Y QUE EJERCIÓ CONTRA EL DECRETO PRESIDENCIAL QUE DICTO EL DR. LUIS HERRERA CAMPINS (PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE VENEZUELA) Y QUE INDULTO AL PROCESADO PEDRO NUMA SALAS BUSTILLOS) (1985), 6º). “LA ABOGACÍA COMO FRUSTRACIÓN SOCIAL” (1987), 7º). “AMOR Y JUSTICIA” (NOVELA 1990) Y 8). EL ROSTRO OCULTO DE LA ABOGACÍA (1995). Mantiene bajo su responsabilidad y financiamiento una colección jurídica de obras literarias en serie, denominada “la justicia del futuro”, y que se inicio en el año de 1979. a través de ella invita a los profesionales del derecho del mundo, que se unan para lograr la paz de la humanidad a través de las leyes.

Mantiene la convicción de que contrajo matrimonio con una mujer perfecta que se llama “abogacía” y ella, lo ha hecho el hombre mas feliz de la tierra.-

El Faro de la Justicia.

El Abogado y Escritor Luis Francisco Meléndez Ure, ya en una oportunidad inicio por estos medios electrónicos la publicación de sus ideas con el nombre "El Faro de la Justicia" en una Página Web llamada www.planetalight.com que era del periodista Junior Hernández, que tenía su centro de operaciones en el Estado Portuguesa.

A continuación exponemos textualmente parte de este valioso material escrito por un hombre universal que cree en una sociedad justa donde el ser humano representa su más grande valor.

Abogado Luis Francisco (Kiko) Meléndez Ure

El derecho es una ciencia universal que tiene como finalidad el ejercicio de la justicia en las relaciones humanas. Como toda rama científica tiene sus propios métodos de comprobación.

El Dr. "Kiko" Melendez Celebrando amenamente su
cumpleaños Nº 72 acompañado de algunos amigos en el sitio de Agua Buena
Los seres humanos son los protagonistas de hacer uso de esa ciencia que utiliza las leyes imperantes en el mundo para lograr la Paz, tranquilidad y la armonía de todos los habitantes de la tierra en la convivencia humana. Esta verdad se resume en una expresión popular que dio luz en el tiempo el jurista Eduardo Couture, cuando en el decálogo para los abogados plasmo la frase “El DERECHO SE APRENDE ESTUDIANDO PERO SE EJERCE PENSANDO”. Lo que viene a significar que no basta adquirir el Titulo de Abogado en las Universidades, si no que se hace indispensable que se utilice la mente humana y el talento o sabiduría para poder actuar a plenitud en la consecución de una justicia verdadera y efectiva en la convivencia humana.Ya que si no cumple este axioma predicado por Eduardo Couture, el derecho como ciencia y la justicia como contenido de la ley; se frustran y terminan por depravarse las instituciones judiciales y se envilecen las relaciones humanas. Es bien sabido que el talento y la sabiduría no es producto que se pueda adquirir en la Farmacia o expendio medico alguno.
Se tiene o se carece de ello. Quienes escenifican el drama jurídico o del derecho son los encargados de interpretar las leyes o el Ordenamiento Jurídico imperante en los diversos países del globo terráqueo; sean ellos: Europeos, Asiáticos, Oceánicos, Africanos o Americanos y del Caribe. El derecho como ciencia humana se interpreta correcta o incorrectamente y ese acto interpretativo es lo que va a determinar la bondad o el sacrificio de las leyes imperantes en el universo humano. Por ello, es que los profesionales del derecho tienen una función social que cumplir en las relaciones humanas, o por el contrario pueden frustrar su función social en la humanidad, el sujeto principal del derecho como ciencia es el abogado, ya que es el encargado de interpretar los ordenamientos jurídicos del mundo. La abogacía nació como una profesión de nobles principios humanos y fue aceptada como función social de hacer justicia equitativa e imparcial en la convivencia humana. Pero en el transcurrir del tiempo esa nobleza de principios se fue poco a poco desnaturalizando, hasta el grado que a los abogados en general se les desvalorizo y degrado en la convivencia social. De esta forma fueron perdiendo su importancia social y hasta actitudes injustificadas se tomo colectivamente contra ellos; incluyendo temores por el ciudadano en sus actuaciones profesionales. Así surgieron frases descalificativos y denigrantes tales como:

LADRONES CON TITULO PROFESIONAL

ZAMUROS DEL DERECHO

ESTAFADORES JURIDICOS

COMERCIANTES DE LA JUSTICIA

Sin que surgieran actitudes profesionales dispuestas a hacerle frente a esta circunstancia humana: por vía individual, gremial, o instituciones universitarias. En todo momento se adopto una actitud de tolerancia y sumisión a la referida maledicencia profesional y esto termino por convertir una suposición en verdad con efectos absolutos. Esta injusta circunstancia profesional me forzó y me obligo a adoptar una conducta critica en mi profesión de abogado en Venezuela y cual “Quijote sin cabalgadura”; como me han certificado muchos; me forzó a elevar mi voz de protesta a través de varias obras juridicoliterarias en forma de ensayos en deontología jurídica entre los años de 1975 a 1995 y que se intitulan; 1). “EL DERECHO COMO ACTIVADAD PROSTITUIDA” (1975), 2). “MANDATO JUDICIAL Y CITACIÓN” (1979), 3). “VENEZUELA SIN JUSTICIA” (1980), 4). “INFORME DEL CASO PENAL DEL GANADERO PEDRO NUMA SALAS BUSTILLOS” (1984), 5). ESCRITOS DE CONTESTACIÓN A LA ACCION DE NULIDAD QUE EJERCIO EL FISCAL GENERAL DE LA REPUBLICA, HECTOR SERPA ARCAS Y QUE EJERCIÓ CONTRA EL DECRETO PRESIDENCIAL QUE DICTO EL DR. LUIS HERRERA CAMPINS (PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE VENEZUELA) Y QUE INDULTO AL PROCESADO PEDRO NUMA SALAS BUSTILLOS) (1985), 6). “LA ABOGACIA COMO FRUSTRACIÓN SOCIA” (1987), 7). “AMOR Y JUSTICIA” (NOVELA 1990. Y (8). El ROSTRO OCULTO DE LA ABOGACIA (1995).

Las mencionadas obras jurídicas literarias tenían como objetivo hacer el frente y esclarecer la verdad sobre la conducta profesional del abogado. En esta labor critica decidí crear y financiar una colección de obras jurídicas en serie que denomine: “LA JUSTICIA DEL FUTURO” y que se inicio en el año 1979. Con ella pretendía propiciar un movimiento de abogados de verdadera vocación profesional y dignidad humana a nivel mundial; con el ideal de que el derecho como ciencia, cumpliera con su finalidad de conseguir la paz, la armonía y tranquilidad de los ciudadanos, a través del ejercicio de las leyes. Comenzando por enfrentar la maledicencia colectiva sobre el proceder de los abogados en la convivencia social del universo; tanto como funcionario público como protagonista en general de la justicia en todos los niveles de la convivencia humana. En ese proceder planteo una revolución social denominada. “LA REVOLUCION DEL CONVENCIMIENTO”; basada en el principio de la competencia de la capacidad en todos los niveles de la vida social. Todo ser humano; hombre o mujer, se encuentra en plena libertad para demostrar su talento y sabiduría en el medio en que se desenvuelve y así puede mostrar su propia conducta como ejemplo para sus demás semejantes y medirse con quien se ponga por delante y se le atraviese en su camino. Para ello no tiene que pedirle permiso a autoridad alguna; ya que la naturaleza humana le dio libertad para ese fin en la convivencia social del universo. Sobre todo en un universo humano en donde quienes se han encargado de la función de dirigentes sociales han defraudado y no han, podido cumplir con ese papel; por que, en ellos:”Ni están todos los que son”, “Ni son todos los que están”. Existe demasiada mediocridad entre ellos y su egoísmo y sectarismo han colocado al mundo al borde de la debacle colectiva. Lo cierto es que solo han originado un total desequilibrio humano en lo social, político, económico e institucional; que hace indispensable un enfrentamiento humano para medir los mejores ejemplos en talento y sabiduría en la convivencia social del mundo. Por que el día que en, las comunidades del universo se imponga la tesis y el criterio que ellas deben ser conducidas por quienes demuestren en la vida social el mejor ejemplo como: padres, hijos, profesionales en cualquier disciplina o rama de la vida social; obreros o campesinos, empresarios o industriales. Ese día triunfa y se consolida la “REVOLUCION DEL CONVENCIMIENTO” en el mundo y todas las instituciones publicas cumplirán su objetivo social por que se desechara el uso de las actividades publicas para los fines personalistas en detrimento de la gran mayoría de los ciudadanos y en donde solo ha tenido cabida el sectarismo político partidista y los actos demagógicos; el desequilibrio social, la incertidumbre humana, la corrupción de las instituciones municipales, estadales y nacionales; formación de las elites humanas y cogollos políticos-partidistas; así como la depravación de las instituciones judiciales.
Por que el derecho como ciencia, cumple con su objetivo social si obliga a disciplinar por vía de un efectivo Estado de Derecho a todas las instituciones publicas que conformen cualquier nación del mundo y se originara la tranquilidad, armonía y paz de los habitantes del globo terráqueo.

DISCURSO PRONUNCIADO POR EL DOCTOR LUIS FRANCISCO MELENDEZ URE, CON MOTIVO DE LA ENTREGA DEL “LLANERO DE ORO”

ARAURE, 10 DE DICIEMBRE DE 1982.
CIUDADANO GOBERNADOR DEL ESTADO PORTUGUESA
PRESIDENTE DEL CONCEJO MUNICIPAL DEL DISTRITO PAEZ
PRESIDENTE DEL CONCEJO MUNICIPAL DEL DISTRITO ARAURE
REPRESENTANTES DE LA CAS DE LA CULTURA DE ACARIGUA
ARTISTAS INVITADOS Y AQUÍ PRESENTES
ORGANIZADORES DEL PREMIO ARTISTICO NACIONAL “EL LLANERO DE ORO”
INIVITADOS EN GENERAL
SEÑORES Y SEÑORAS.

 

       

     Representa para mi un honor, un orgullo y una gran satisfacción como venezolano, poder servir como Orador de Orden en tan importante y significativo acto del folklore, de la cultura patria.         
       

           Esta noche, las ciudades de Acarigua y Araure del Estado Portuguesa, se visten de gala para albergar en su seno los personajes galardonados del país, como un testimonio y reconocimiento, de los frutos que han dado a la República; en el campo de las actividades de la escena, del drama, del humorismo, de la música, de la animación, del cine, de la televisión, del baile, de la cultura y del humanismo.          
          Esta noche, también Acarigua y Araure unidas, abren sus puertas a la historia, al convertirse en la capital de la República de Venezuela, cuando sirven de asiento al arte, al folklore y a la literatura nacional. Los ojos del país se vuelcan en este momento hacia el Estado Portuguesa.     
       No se si mi humilde personalidad humana merezca tan alta distinción, pero tengan la plena seguridad que me esforzaré para aproximarme a tan digna y delicada talla.    
        Está comprobado, por indicarlo así, el tiempo que los dones de la madre naturaleza y el universo, han resultado siempre benignos protectores, para quienes lo han invocado de buena fe, y solo ellos pueden darme en esta oportunidad la lucidez  y el talento que requiero para hacerme comprender por todos ustedes.    
        Este acto de esta noche lo califico yo, como la reflexión histórica de Venezuela. En este momento, todos los aquí presentes nos sentimos de  igual a igual: Estado, profesionales, artistas, músicos, cantantes, bailarines, animadores, empresarios, industriales, políticos y pueblo en general. En este momento nadie es más importante que el otro. De este forma, es que siempre ha querido contemplarnos nuestra patria; como hermanos que somos unidos y sin diferencias de ningún tipo.   
         Ahora que estamos juntos, dentro de un clima de unión y hermandad, confundida la política con el arte, el folklore con la actividad empresarial e industrial, la diversión con l a seriedad, la vida cotidiana con la vida inesperada. He de comunicarle a ustedes la revelación que tuve del más allá, llámese la misma sueño, ficción, iluminación o profecía.  
          Lo cierto, es que me he comunicado con el más grande hombre que ha parido el suelo venezolano en toda su historia: El padre de la patria Simón Bolívar.  
          El fenómeno mental surgió de la manera siguiente:            La Sociedad Cultural del Folklore Venezolano, nació con la idea de incentivar, estimular y enaltecer las personalidades del país que hayan rendido un fruto en el campo de la actividad artística, musical, literaria, canto y del folklore en general. A tal efecto, esta sociedad implementó por primera vez en la República Venezolana, la creación del premio “El Llanero de Oro”.      
       
      La Sociedad Cultural del Folklore Venezolano está integrada por un grupo de venezolanos pertenecientes a la farándula y que persiguen popularidad, así como acercar más la vida artística del país al resto del conglomerado patrio; de tal forma, que el pueblo aprecie los valores criollos, como seres de carne y hueso, pero no como dioses inalcanzables, como comúnmente acostumbran mostrarles por prensa, radio, televisión y cine.   
         Estos pioneros de la Sociedad Cultural del Folklore Venezolano, trabajan sin recursos económicos, sin protección estatal y con poca colaboración ciudadana. Sin embargo, aquí tienen el resultado esta noche, cuando le han ganado la batalla a las circunstancias adversas y nos presentan: LA PRIMERA ENTREGA DEL PREMIO ARTISTICO NACIONAL DEL LLANERO DE ORO (exijo ante ustedes para ellos un aplauso).    
    
    Bien, para continuar mi elevación mental, yo no sé si ustedes creen en la realidad científica del poder mental y de que las ondas mentales traspasan las barreras del tiempo y del espacio, pero en lo que a mi se refiere, si creo en ello.      
      Hace pocos días, cuando recibí por escrito la noticia de que la Sociedad Cultural del Folklore Venezolano me había elegido como Orador de Orden para la entrega del Premio “El Llanero de Oro”, tal hecho además de alegrarme, me puso a reflexionar y dije: Lo usual en estos casos es que, tan importante honor se le conceda a un alto político, a un gran empresario, a un destacado artista o algún personaje influyente de la vida nacional. Pero, ¿Qué me lo concedan a mí por mi obra jurídico-literaria reciente “VENEZUELA SIN JUSTICIA”? Que no pertenezco a partido político alguno, que no tengo sociedad de intereses con nadie, que no pertenezco a la vida de la farándula y que simplemente soy un abogado común del pueblo, ello me obligó a analizar el hecho, a monologar el caso.     
      
        Encontrándome en concentración mental, en la dimensión cerebral del consciente al inconsciente, porque si a la verdad vamos no podría asegurarles esta noche, si en aquel momento dominaba la conciencia a la inconsciencia. Lo que si recuerdo claramente fue que sentí que una especie de sombra humana se inclinó hacia mi cuerpo y colocándome una mano firme, protectora sobre mi cabeza, al tiempo que con voz clara y firme me manifestó lo siguiente: Toma lápiz y papel que vas a escribir el discurso de orden para la Sociedad Cultural del Folklore Venezolano a escenificarse en el Estado Portuguesa la noche del 10 de Diciembre de 1982. Esa noche la llamarás: LA REFLEXION HISTORICA DE VENEZUELA.    

       
A continuación divulgo ante ustedes el texto que salió de aquella voz:           
       

       

Antes de proceder a escribir, debes prometerme ofrendar tu vida por la divulgación de estas palabras, si llegase el caso. Debes comprender lo insignificante que resulta el sacrificio de una vida por honrar mis cenizas, a cambio de tanta sangre derramada por nosotros, para dejarles a ustedes una patria soberana e independiente, que no han sabido proteger y defender en el transcurso del tiempo.      

       

      Debes comprender igualmente, que el hombre que muere por la verdad y por la razón, todo el tiempo vive para la historia; y que, el hombre que arriesga su libertad en consecución de la igualdad humana, siempre termina por destruir los privilegios humanos.    

       

        Desde el infinito donde me encuentro, he palpado que Venezuela se ha convertido en el eslabón perdido de la historia. Ella perdió su origen histórico con mi muerte en 1830 y de ahí en adelante solo un vacío humano ha marcado el paso del tiempo.     

       

       No quiero ser un profeta del desastre, sino un apuntador del tiempo y un visionario del destino.    
          Mi duda al momento de mi muerte, sobre la mala influencia de los partidos políticos para la conformación de la patria, se materializó con el transcurrir de las épocas: un pueblo dependiendo de los malos conductores políticos. Una nación confundida por el mal papel desempeñado por la prensa, la radio, la televisión y los órganos audiovisuales. Una República que día a día ve estrecharse sus fronteras por todas partes, auspiciado por la  errada política internacional y estimulada por la invasión extranjera ante la pasividad y cobardía de los gobiernos de turno.   

       

         Lo cierto es, que Venezuela ha perdido su fisonomía e identidad propia, al acostumbrarse a mirar más al exterior que hacia adentro. Al preferir más al extranjero que al criollo, al preferir más al enemigo que a su amigo.         
            Recuerden siempre que la historia humana es sabia, cuando nos enseña que los malos políticos se aprovechan del pueblo, pero nunca el pueblo se aprovecha de ellos. Ellos viven de la inconformidad humana, del desequilibrio social, de la desigualdad humana, del reparto del privilegio social. Y sobre tales bases jamás puede descansar una republica soberana.      
      Mi calificativo para los malos políticos del mundo, es que representan los basamentos de la ruina del universo humano; ellos aparentan luchar contra la desigualdad social, pero a la larga la protegen, aparentan imponer las leyes de corrección social, pero en cambio no las aplican correcta y equilibradamente, aparentan la tendencia de crear servicios públicos para el pueblo, pero nunca se encargan de vigilar, controlar, sancionar y depurar los mismos cuando funcionan mal, aparentar hacer un uso adecuado de las riquezas naturales del país, pero el pueblo no tiene acceso a las mismas, aparentan utilizar las mentes capaces y honestas del país, en las funciones públicas, pero al final terminan por evitarlo para poder manipular la República. De tal manera, que tales realidades han engendrado que Venezuela haya perdido su origen histórico y su identidad propia de nación, ante el concierto del mundo.      
      Deben comprender que la Republica de Venezuela para modificar ese rumbo destructivo a que la conducen sus malos dirigentes políticos, sus insensibles empresarios, sus mediocres profesionales, sus indiferentes artistas, sus apáticos músicos, requiere el esfuerzo creador y sacrificado de todos sus hijos. Ella debe surgir como el Ave Fénix, de su propio cuerpo, de su propia ceniza y levantarse para resurgir triunfante y poderosa, para terminar de escribir la parte de su historia como nación soberana del mundo que aún se desconoce a partir de 1830 hasta hoy, y que necesariamente ustedes deben protagonizar.            Todavía ustedes, no han adquirido conciencia nacional de que las riquezas naturales del país no es patrimonio de un privilegiado grupo en particular, de que el destino de la patria no es solo tarea de dirigentes políticos, sino también de artistas, folkloristas, profesionales, empresarios, campesinos, obreros, estudiantes, profesores.    
        Terminen por comprender que también los dirigentes políticos deben tener obligaciones y deben cumplir las mismas, pero en la vida práctica solo se limitan a imponerle obligaciones al pueblo.    
         Ha llegado la hora de invertir los papeles nacionales: debe el pueblo exigirle a los dirigentes políticos que acostumbren a cumplir con él, que le permitan sin discriminación tener acceso a las riquezas patrimoniales de Venezuela.    
        La Administración de la Justicia y la Aplicación de las leyes, deben dejar de ejercitarse con engaño al público, en donde los desheredados de la fortuna y los desvalidos sociales son los únicos a quienes se aplican éstas con rigor. Los beneficios de la cultura y el arte no deben seguir siendo privilegios de unos cuantos, sino de todos por igual, quien tenga vocación, cualidades innatas y deseos de destacarse en las mismas, debe dársele su oportunidad de servir a la patria en ese campo, sin más condición que sus dones naturales a desarrollar en las artes folklóricas, tradiciones artísticas, música, canto, escena, animación, locución, cine, teatro, poesía, radio, televisión y demás actividades culturales.    
        Ahora se requiere el concurso mancomunado de todos por Venezuela: el de los que han triunfado, los que están por triunfar y los que actualmente inician su camino. Solo la unión, cooperación mutua y el sacrificio mutuo les despejará el camino. La lucha no es fácil, pero tampoco es imposible; se requiere el concurso humano nacional de grandes, medianos y pequeños empresarios, unos ayudando a los otros, sin egoísmo a su progreso. Igual en el campo industrial.    
        Es indispensable y necesario erradicar las luchas políticas partidistas en los estudios, en los colegios, en los liceos, en los centros de enseñanza y en las universidades.   
         Se requiere profesionales con nuevas mentalidades en su oficio y con otros modos de proceder social, supeditados a la honestidad, a la ética, a la capacidad, al rendimiento y a la sensibilidad humana.   

       

          Se requiere que las Vías de Comunicación Social (Prensa, radio, televisión y cine) presten un idóneo servicio al público, deben crearle conciencia al pueblo venezolano para su superación ciudadana, pero jamás confundirlo para su autodestrucción.    

       

         El destino histórico del país, descansa más en la actividad del pueblo, que de la actuación de sus malas dirigentes políticos, solo así Venezuela se levantará de sus propios escombros; poco a poco, hasta conformar la gran nación que quisimos forjar sus libertadores.   

       

         Solo en esta forma y a través de tal camino, es como ustedes pueden honrar mis restos, justificar el sacrificio de sus antepasados y destruir mi designio histórico de que yo había arado en el mar.    
                Con esta última expresión, de pronto sentí una debilidad corpórea momentánea. La firme mano apoyada sobre mi cabeza por minutos, de pronto dejó de presionarme y palpé un vacío espiritual; pero ya mi mano había escrito un discurso y procedía a legitimarlo con mi nombre y con mi firma.    
                Tal reflexión, es la que han oído ustedes en este acto. La misma es la que aspiro la lleven consigo esta noche cada uno para sus respectivos hogares, para sus pueblos respectivos, para sus actividades respectivas y vamos a considerar que el lema “BELLO AMANECER” con que la Sociedad Cultural del Folklore Venezolano instituló su afiche de propaganda para este acto, realmente se inicie esta noche, pero comience a ejecutarse en el amanecer de mañana.                                                            
           Buenas Noches todos.

 

 

El Abogado y Escritor Luis Francisco Meléndez Ure, además de escribir todos esos libros sobre derecho y justicia ha escrito muchos reportajes críticos sobre la sociedad en general: a continuación publicamos un artículo que escribió en el año 1995, titulado ¿Hugo Rafael Chávez Frías?

Ninguna revolución tiene dueño; ni en lo individual, ni en lo colectivo. Ella es dueña de si misma y nace de las circunstancias humanas que la motivan. Yo he sido un revolucionario convencido que el motor que la impulsa son los sentimientos de cada persona; tales como: nobleza, rectitud de principios, voluntad, compañerismo, honestidad, valentía y sacrificio. El camino para lograr los objetivos van dados por las circunstancias a las que habrá de enfrentar. El tiempo es el catalizador de las luchas. Un verdadero revolucionario no se fija metas, sino caminos y sabe que lo único que lo aparta de el es la muerte, ni siquiera un impedimento físico lo evitaría. La inteligencia es el volante que guía la ruta de toda revolución y es la que permite los resultados buscados en ella, con menos sacrificios para la colectividad en general.

Revolucionarios somos todos, desde el más humilde ciudadano, hasta el más poderoso e influyente de la colectividad en general. Han existido y existen revolucionarios de todo tipo: desde los íntegros, hasta los disfrazados.

La historia de toda la humanidad ha dado ejemplos muy concretos de ellos. Un testimonio de revolucionarios íntegros lo tenemos en las personalidades de Jesucristo, Mahatma Gandhi y Simón Bolívar. El resto solo ha dado ejemplo de revolucionarios disfrazados, que solo busca un fin particular en sus acciones revolucionarias, y cuando lo consigue, hasta allí llega su proceder revolucionario. Por que, toman la misma como una meta y no como un camino.

Haciendo un análisis sobre la conducta del militar venezolano Hugo Rafael Chávez Frías, me esta dando la impresión de que se trata de un revolucionario disfrazado. Tomando en cuenta su proceder en Venezuela, a partir del momento que inicio su vida publica con el Movimiento Bolivariano y más tarde con su agrupación “Quinta Republica”, hasta llegar a la presidencia de la actual Republica Bolivariana de Venezuela. Ya que nos mantiene en una especie de total incertidumbre colectiva a los habitantes del país de buena voluntad y que llevan en sus venas sangre revolucionaria desde su nacimiento, que siempre han aspirado una Venezuela grande y poderosa, para todos y cada uno de los habitantes venezolanos. Esto lo afirmo y sostengo de todo corazón. Porque nunca he creído en las instituciones, sino en los hombres y mujeres que las conforman por sus sentimientos de altruismo y verticalidad humana. Tuve la oportunidad de vaticinar el triunfo electoral del actual presidente varios meses antes que sucediera el hecho y lo hice señalando un porcentaje del noventa por ciento (90%) y en momentos cuando nadie creía en el, incluso cuando el propio actual presidente desconfiaba de su triunfo. Pero lo sostuve por conocer la idiosincrasia venezolana desde hace mucho tiempo en su devenir democrático y su proceder electoral, como su sicología colectiva. Para ese momento parecía prácticamente imposible ganarle una elección presidencial a los partidos políticos: Acción Democrática y Copey. Pero mi espíritu revolucionario de hombre critico en el campo del Derecho y de la literatura jurídica nacional; ya había visualizado desde hace tiempo en nuestro acontecer político: la caída y derrumbe de las mencionadas instituciones partidistas en el año de 1989. Todo lo que exprese en un Acto Publico de masas, cuando me nombraron Orador de Orden, en la fiesta del “19 de Abril”, en el pueblo donde nací: Siquisique, Municipio Autónomo Urdaneta del Estado Lara, y que se escenifico en su Plaza Bolívar, frente a la estatua del Libertador, Simón Bolívar, en presencia de las diversas instituciones educacionales, gubernamentales, militares, policiales y pueblo en general. Allí oralmente sentencie la muerte y el derrumbe de ambas instituciones políticos partidistas y les di una vigencia de solo diez años a partir de ese momento. Lo que se vino a materializar con la personalidad e imagen del militar venezolano: Hugo Rafael Chávez Frías y el grupo que lo acompañaba para ese momento. Mostraban ellos la apariencia de revolucionarios íntegros. Por lo que resultaba imposible que la colectividad en general dejara pasar esa oportunidad crucial en la vida democrática venezolana. De manera que todo resulto según mi vaticinio electoral. Prueba de ello es un periódico que circula en el Oriente del país: Ciudad Bolívar. Allí se publico mi vaticinio como nota editorial. De ello tienen conocimiento muchos venezolanos de buena voluntad. Deliberadamente no quise participar como elector, como evidencia de mi imparcialidad en el momento electoral y así darle importancia a mi predicción electoral. De esta forma mi voto no influiría en ella y la colectividad libre y espontáneamente aplicaría el pulso de su sentimiento democrático. Yo estaba seguro que no se equivocaría. El resultado esta a la vista de Venezuela y del mundo entero. Pero ahora después de este triunfo y después de casi tres años de su gobierno y real comportamiento en su cargo presidencial, me pregunto: ¿no se equivocaría Venezuela en su selección presidencial?, ¿tendré ahora la obligación moral en mi proceder revolucionario, vaticinar su fracaso como gobernante y presidente? Y, ¿quien vendrá después de el?. Por lo pronto se hace indispensable aclarar al país: que el militar Hugo Rafael Chávez Frías ha venido demostrando que carece de inteligencia y talento humano para el cargo de presidente de una Republica, de naturaleza democrática. Por que la historia de la humanidad siempre ha demostrado con hechos evidentes, que existe una gran diferencia entre gobernar con talento y sabiduría, que gobernar con soberbia y prepotencia. Ningún país del universo puede subsistir en democracia, con base al poder de un solo hombre o a una imagen única, sin padecer luego en muy corto tiempo de una acción de gobierno de naturaleza despótica y tiránica. En Venezuela lo que esta sucediendo con el gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías: es que existe un solo hombre y un solo nombre. Por que el grupo restante de la Quinta Republica, solo se alimenta y se mantiene de manera inerte, sin autoridad alguna física o moral, como para contradecirlo en sus equivocaciones humanas. Por eso no merecen hablar de ellos; solo son la sombra del poder del presidente. En tales circunstancias, se esta demostrando que el talento y la sabiduría ha sido sustituida por la soberbia y la prepotencia en Venezuela, por lo que se nos conduce por un camino equivocado hasta el momento. Debe tomar en cuenta por el referido presidente, que solo el talento y la sabiduría pueden permitir la comprensión de toda una colectividad y que la prepotencia y la soberbia solo conducen al descontrol de las relaciones entre el jefe de Estado y sus habitantes. Lo que determina a su vez: renacer la esperanza de las instituciones político partidistas ya enterradas y al resto de los ciudadanos le surgen las dudas o incertidumbres que Venezuela vuelva a caer en etapas ya superadas e su historia política. En todo caso, en mi espíritu revolucionario de integridad, quisiera por esta vez ser yo el equivocado. Pero para ello, tendrá nuestro actual Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, que si es un hombre inteligente y con capacidad para comprender a su pueblo; para así lograr los objetivos de una Venezuela sin derramamiento de sangre, sin tiranía y sin el odio colectivo general. Probando con hechos concretos su talento y sabiduría, su sensibilidad social, para el logro de la tranquilidad del país. Por que de no resultar así, nos obliga a plantear la siguiente interrogante publica ¿después de Hugo Rafael Chávez Frías, quien queda para asumir la jefatura de Venezuela?

 

Novela Amor y Justicia

Conferencia del Abogado y Escritor Dr. Luis Meléndez Ure el 8 de abril del 2006

La Profesión Jurídica de los Nuevos Tiempos:

Me ha correspondido en esta Primera Jornada de Análisis Sociológico del Derecho, organizada por los alumnos de "EN CONSTRUCCION"


© La pagina ppal de esta Web se rige por las normas de Licencia de Documentación Libre de GNU, conocida como GFDL.
www.unicipiourdaneta.com - Webmaster Leonardo Castañeda. Correo leonardy1_2@yahoo.es. (Tlf: 0414-5515030)
Diseño gráfico realizado por Proxweb