Semblanza del Coronel Juan de los Reyes Vargas (Parte I)

agosto 25, 2010 por · Deja Comentario
Categoria: Historia 

En esta oportunidad empezaremos a publicar lo que denominaremos,  el Ciclo sobre Juan de los Reyes Vargas, el cual estará compuesto, para empezar, por una semblanza general del guerrero siquisiqueño y luego por una serie de recopilaciones y escritos realizados por diversos historiadores a travéz del tiempo, que tratan sobre esta personalidad histórica de nuestro municipio.

Este guerrero  mejor conocido en la historia como el Indio Reyes Vargas, fue uno de los principales caudillos de Siquisique en la guerra de Independencia. Este destacado Indígena Militar, era hijo de un isleño, –Canario– con una india Siquisiqueña, nacido años antes de que estallara la Guerra de Independencia.

El Indio Reyes Vargas, según el historiador, Dr. Ramón Briceño, nació en la manzana de Espejo perteneciente al caserío de Uriche, situado entre Rio Tocuyo y Siquisique (1) –Actualmente pertenece a Siquisique. Esto era cuando Venezuela pertenecía al Virreinato de Nueva Granada, junto a Colombia y Ecuador y el Cantón Carora aun no era Parroquia eclesiástica–.

Era hijo de José Manuel de Santelíz y de una hermosa India Siquisiqueña –cuyo nombre se ha extraviado en la historia venezolana-; se dice que nació el 6 de enero (2) de 1785, según datos que suministró don María Querales, quien decía que su abuelo, el padre del Gral. Miguel Gerónimo Querales (3) era contemporáneo con Reyes Vargas y lo conoció personalmente. Vargas, toma el apellido de su padrastro el pardo Cecilio Vargas, quien se unió a su madre y procrearon a su hermano José María. No se sabe ciertamente si tuvo o no escolaridad, existen algunas dudas al respecto.

Telasco Mac-Pherson –en su diccionario del estado Lara- nos ofrece una semblanza del peculiar personaje: “Era Reyes Vargas inteligente y gallardo, pretencioso y capaz, en virtud de esa ley misteriosa del cruzamiento de las razas”. En 1810, Reyes Vargas se incorpora al ejército independentista, que comandaba el Marqués del Toro a su paso por Siquisique, cuando éste marchaba a Coro para enfrentar el bastión Realista comandado por el Brigadier José Ceballos.

“El Marqués del Toro se detuvo en Siquisique cuando iba rumbo a Coro, dirigiendo el Ejército Patriota compuesto por 4.000 hombres”, en esta oportunidad, según documentos de la época que no están muy claros (4), entre los que lo acompañaban se destacaban el oficial Simón Bolívar, teniente de infantería; los caroreños: Estanislao Castañeda, José Olivares, Pedro León Torres -con el grado de capitán- junto a algunos de sus hermanos; el quiboreño José Florencio Jiménez, que se le habían unido a su paso por Atarigua, Arenales y Carora además de los sargentos José Antonio Páez, Bartolomé Salóm y José Laurencio Silva, entre otros, que jugarían un papel importante en la vida del libertador y en la historia de este país.

Esta tropa, casi en su totalidad, eran milicianos bisoños que tenían la misión de batir a los realistas en Coro y consolidar la Primera República, en lo que resulto ser la primera expedición patriota de la Primera República; la misma se denominó Campaña de Occidente y pudo haber sellado nuestra Independencia sin tanto derramamiento de sangre, la cual se perdió debido a la aguerrida resistencia de la Plaza de Coro hecha por Ceballos y a la poca experiencia de las tropas expedicionarias. Esta situación, obligó a los patriotas a retirarse de Coro a través del territorio urdanetense, y que, gracias al papel determinante jugado por Reyes Vargas como baqueano –gran conocedor de la zona–, se pudo evitar una humillante derrota y se minimizaron las pérdidas de vidas humanas en dicha campaña.

Cuando los patriotas entraron en Coro y entablaron combate, en un terreno que les era hostil y desconocido, rápidamente cundió la desorganización en la tropa, allí surge imponente el Indio Reyes Vargas, quien se destacó liderando a los nativos siquisiqueños en la batalla, situación que se repitió en Sabaneta, donde igualmente el valor y arrojo demostrado salvó a este ejercito de una gran debacle, ante el ataque de las fuerzas que venían de Maracaibo, mandadas por Miralles en apoyo de Ceballos y comandadas por Eusebio Antoñanzas.
Como reconocimiento a su singular accionar, el Marqués del Toro le ascendió en el mismo campo de batalla, colocándole  los galones de Capitán de Milicias.

El valor y conocimiento demostrado por el bravo `Indio´ en los enfrentamientos de Coro y Sabaneta –llamados antes de Aribanache y Guedequis– dejaron una gran impresión en la tropa y la oficialidad, –si entre ellos se encontraban Bolívar, aun teniente, y el Sargento José Antonio Páez, esta relación, suponemos, le serviría al Libertador para traerlo nuevamente a la causa patriótica años después de su defección a esta gesta–.

Al regreso de la fuerza patriota, y ante la meritoria labor realizada en Coro, el Marqués lo deja en Siquisique al mando de las milicias, como Jefe de la Guarnición del pueblo, con la misión de impedir que los realistas avanzaran hacia Carora y Barquisimeto, aunque subordinado al comandante Manuel Felipe Gil cuyo cuartel general se ubicaba en Carora.

(1)    Datos con los que están de acuerdo los historiadores Dr. J. M. Zubillaga y don Cecilio Zubillaga Perera.

(2)    Generalmente, nuestros antecesores solían asignar los nombres de sus hijos de acuerdo con el santoral correspondiente (Día de los Santos Reyes)

(3)    El general Miguel Gerónimo Querales fue uno de los más conspicuos militares que participaron en la Guerra Federal junto al Mariscal Falcón

(4)    Hay algunas lagunas sobre la veracidad del viaje de Simón Bolívar acompañando la expedición del Marqueés del Toro en esta incursión militar. Hay divergencias en cuanto a las fechas sobre el viaje de Bolívar en busca del General Miranda y su retorno al país y la fecha de esta expedición (Al menos para mi), además Bolívar en esa época todavía no era muy notable para los historiadores, por lo que muchas de sus actuaciones no fueron reseñadas en su momento, tal como se empezó a hacer después de la caída de la primera Republica.

Nota: Pintura de Reyes Vargas realizada por el Arquitecto y Pintor Caroreño Juan Chirinos

Bibliografia:

Rosales, Rafael María. Reyes Vargas: paladín del procerato mestizo. San Cristóbal: Centro de Historia del Táchira, 1950. Manuel Pérez Vila. Br. R.D. Silva Uzcategui. Ignacio Montes de Oca. Iribarren Celis. Geografia e Historia del Distrito Urdaneta del Estado Lara, libro escrito e inédito del Sr. Miguel Pacheco. Apuntes del Cronista Ramón Querales.

Be Sociable, Share!
Esta es la opinión de los internautas, no la de Blogueando con Castañeda Los mensajes con insultos y/o groserías no serán publicados. No está permitido hacer comentarios racistas, violentos, injuriantes o contrarios a las leyes. Usted será responsable de los mismos si lo hace. Por favor, céntrese en el tema: nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. No repita su mensaje más de una vez ni coloque artículos o textos largos (con un enlace basta). Si desea reportar algún comentario que incumpla las normas puede hacerlo al correo nardy@municipiourdaneta.com

Escribe lo que Piensas

Conectados 14