Relatos del Siquisique de antaño. Calle del Comercio (III)

mayo 5, 2010 por · 1 Comentario
Categoria: Historia 

Al frente de la Plaza Bolívar, por la calle lateral –actual calle 5–  y haciendo esquina con la Calle del Comercio, quedaba la famosa Casa de las Ventanas de Hierro, la cual debe su nombre a que tenia 8 hermosas y grandes ventanas de hierro forjado con dibujos y figuras moldeadas en la fragua y muy bellamente enmarcadas en el material de construcción de la época, que no era cemento porque no existía. Esta casa en el preterito pertenecio a un señor de nombre Tancredo. Pasado el tiempo, allí, el joven Miguel Segundo Pacheco montó un botiquín para la venta de licores, en el cual tenían una mesa de billar y se jugaba toda clase de juegos de naipes, cosa muy común en la época. Este sitio que fue muy famoso, era el preferido de una generación en marcha y los jóvenes bullangueros y demás personas disfrutaban de aquel ambiente de forma apacible. Este negocio tenía el nombre de `Botillería Jirajara´; este sitio tuvo una larga tradición y con los años pasó a manos del Sr. Juan José Torres –Reyino–, quien lo administró por mucho tiempo junto a uno de sus hijos de nombre José Pacheco –Cheché–.

Este negocio, pasado el tiempo fue adquirido por los Sres. Robert Rojas y unos socios, los cuales remodelaron la casa, fundando una lujosa Tasca Restauran, `muy colonial´, a la que bautizaron con el rimbombante nombre de `Casa Blanca´. Este negocio funcionó en manos de ellos por varios años para después ser comprado por el Sr. Gregorio Toledo y otro socio. Ellos tenían planes de construir un hotel con todos los servicios en este sitio, pero la muerte sorprendió al Sr. Toledo truncando sus planes; en la actualidad la casa le pertenece a la municipalidad y fue remodelada y dividida, funcionando en ella las instalaciones del Banco Agrícola y en la parte trasera, con frente hacia la calle Comercio, construyeron una bonita edificación donde actualmente funciona el Banco Banfoandes.

Continuando por la calle Comercio, acera derecha, estaba otra casa grande que era propiedad del Sr. Checre Maluff, en esa casa vivió por mucho tiempo el Sr. Sulpicio Gutiérrez, conocido cariñosamente como `Quimbo´ –era nieto del general Sulpicio Gutiérrez, de gran renombre en la Guerra Federal– el, en ese tiempo, era el único mecánico que se atrevía a con todos los motores de los pocos automóviles que habían. Fue el que instaló los postes y el cableado en todas las calles de Siquisique `cuando metieron la luz´ y además manejaba la planta de Diesel…el Sr. Che Espinoza lo recuerda mucho, porque perteneció junto a él, a la orquesta 13 de julio fundada en 1934, –también conocida como `Estudiantina de Siquisique´–, y además fue su vecino en la Urbanización la Concordia, donde murió después de una larga enfermedad… La referida casa tenía un inmenso solar, que alcanzaba hasta la esquina y se extendia hasta la Calle el Sol.

Esta casa fue dividida en tres propiedades; la casa todavía existe y en ella funcionaron algunas instituciones como el telégrafo y la Guardia Nacional, en la actualidad le pertenece al Sr. Carlos Augusto Perozo. Por su parte los terrenos fueron divididos: Una parte fueron adquirida por el Sr. Juan Gozaine, quien con su señora Rita construyeron y montaron un tienda al por mayor de telas y todo lo relacionado con artículos femeninos, mientras Gozaine que era un hombre polifacético, tenía la profesión de sastre, y también ejercía como una especie de medico en la comunidad, y a su vez escribía y componía versos, de los cuales fueron publicados algunos; por si fuera poco también fue Presidente del Concejo Municipal en el año 1958… Con el tiempo edificaron en todo ese terreno. Al morir el Sr. Juan, su familia emigró a Barquisimeto. En la actualidad toda esa edificación se dividió entre varios propietarios, donde funcionan entre otros: una peluquería, venta de repuestos, una funeraria, dos tiendas, un salón de videos, un restauran y una carnicería. En la otra parte del terreno, que también se dividió, funcionan en la actualidad, un negocio de cervecería que es propiedad de Leonardo Castañeda, en el cual construyó una de las primeras canchas de bolas criollas techada del Estado Lara y la primera del Municipio Urdaneta, y en la otra parte, frente a Banfoandes, se construyó una casa de dos pisos, donde actualmente funcionan la oficina de medicina vial del Municipio dirigida por el Dr. Pedro Ereú y un negocio regentado por el comerciante asiático Zheng Wubin.

En esta misma cuadra, al frente de las casas ya nombradas y después de la Casa de las Ventanas de Hierro, existían dos casas grandes con un gran solar, bien cercado, que se unían a la casa que ocupaba la esquina. De la primera era su dueño el Sr. Fenelon Márquez y su señora Celsa y de la otra, la dueña era la señora María de Quevedo… De la casa de Fenelon Marquez podemos decir, que en la época de la Independencia en ella funcionaba un parador para arrieros y fue escenario de grandes acontecimientos; el 15 de marzo de 1812 en ese negocio fue detenido Pedro León Torres por el Capitán Manuel Torres cumpliendo órdenes del Indio Reyes Vargas “Estando en el negocio, Pedro L. Torres oyó disparos y gran vocería y al preguntar la causa, le contestaron que su fuerza se batía con los corianos, y resulta que era con la tropa de Reyes Vargas, quien ya tenía comunicación con Monteverde y obedecía órdenes del Padre Andrés Torrellas, consumado partidario de los realistas.
Pedro León es inmediatamente detenido en unión de Juan de Jesús Pacheco, Teniente de Justicia Mayor; del Teniente Vicente García, de los Cabos Bartolomé Yajure, Manuel Pacheco, Tiburcio Mendoza, José Toribio Mendoza y de los señores Manuel González y Juan Bernabé Rodríguez, resultando muerto este último `por un tiro que se le escapó a un escolta´. `Trataron de apercibirse para la defensa y cuando la intentaron se les dio la voz de presos, pues ya estaban cercados por la fuerza que comandaba el oficial Manuel Torres, nativo de Siquisique, quien estaba cumpliendo órdenes del Indio siquisiqueño´”. Este negocio todavía funcionaba en el año 1930 y lo regentaba  Ña Aniceta Piña.

Cuando esta casa fue demolida, la puerta fue donada a un museo de Barquisimeto, ya que tenía los orificios de los disparos y una inscripción con la fecha 15 de marzo de 1812 contando los hechos que aquí les comentamos.

Siguiendo con el relato, al pasar los años las casas cambiaron de dueños, siendo compradas por el Sr. Gregorio Toledo, originario de las Islas Canarias, –fue quien donó la puerta de la casa al Museo–. Toledo era un buen agricultor de cebollas, melones, pero especialmente cultivador de las famosas uvas de mesa de Siquisique. Era una persona muy comunicativa y social. El invirtió en la compra de algunas vegas y terrenos, entre ellas las productivas tierras de la hacienda Bariquia. Cuando la producción de uva estuvo en su apogeo, dio empleo a más de cien personas; la riqueza no se hizo esperar y él se destacó por ser una persona que ayudó a mucha gente, era lo que se podía llamar un benefactor, y así se gano el respecto y el aprecio de toda la comunidad del municipio… En la década de los noventa, en esos terrenos, el construyó una hermosa casa estilo español de dos plantas, la cual está situada en la calle comercio haciendo esquina con la calle 6. En la actualidad, en la planta baja funciona un local comercial regentado por comerciantes chinos y en la parte alta viven los descendientes que no emigraron.

El Sr. Gregorio Toledo fue un hombre de ideas avanzadas, siempre estuvo presto a colaborar con las luchas por el desarrollo de nuestro municipio, desgraciadamente falleció en un momento temprano, cuando todavía le quedaba mucho que dar, truncandosele así la posibilidad de hacer positivos aportes a nuestra sociedad. El Sr. Che Espinoza recuerda aun la ocasión cuando compartió con él, en aquella hermosa casa…

Pasando la calle 6 y siguiendo por la calle comercio, encontramos haciendo esquina, una hermosa casa de tejas, muy bien construida, que fue de la señora María Saldivia, quien era viuda y de nacionalidad árabe. Ella no hablaba bien el castellano pero se hacía entender muy bien, era una persona muy cariñosa, social y caritativa; le hacía mucho bien al necesitado, tenía una pulpería bien surtida que era muy concurrida por su gran clientela. Esta casa era muy grande y bien cercada. Con el tiempo fue cambiando de propietarios, y en la actualidad pertenece al Dr. Cruz Peraza y su señora Elena Reyes, hija del recordado Octavio (Tabo) Reyes.

Después de la casa de la señora Saldivia, existía una pequeña colina que era un campo abierto hasta llegar a la Casa de Gobierno, la cual poseía un inmenso solar que tenía un gran cujisal, donde se subían los presos a mirar a la calle, por supuesto, allí funcionaban todos los entes públicos… En esa pequeña colina, en la actualidad se encuentra la casa donde vivió el Sr. Chico Gozaine con su familia, al lado existen varios comercios, entre ellos una panadería, ferretería y una tienda. Al lado de estos existió una gran edificación conocida como Mercado Municipal, que desapareció para dar paso a una casa que pertenece a la municipalidad, donde actualmente funciona la Ingeniería Municipal. Igualmente existe una plazoleta con el busto del Héroe Epónimo de nuestro Municipio, General Rafael Urdaneta, la cual lleva su nombre. Al lado, callejón por medio, existe aun la famosa Casa de Gobierno, donde funcionó la Universidad José Gil Fortoul; al lado, haciendo esquina con la calle 7, existe una construcción muy bonita fabricada por la municipalidad hace varios años, donde funciona la Contraloría municipal…

Por la otra acera, empezando desde la esquina, al frente de la casa de la señora María Saldivia, existe una casa que también hace esquina, la cual perteneció al párroco Víctor José Salas, esta era amplia y muy bonita; era una casona colonial de dos pisos, con un hermoso balcón, el cual le eliminaron con los años. En la parte baja de esta casona funcionaba el telégrafo y en el segundo piso vivía el telegrafista de nombre Solón Riera. En la actualidad pertenece a la familia Martínez, descendientes de españoles… después existía la pequeña colina despoblada que ya mencionamos, donde hoy día existen varias casas: Una perteneció a la familia Piña, donde después vivió una familia de isleños; el Sr Álvaro (Catire) y Asteria de Pérez, los cuales emigraron a la población de Pedregal , donde hoy día viven sus descendientes; en la siguiente vivía una señora muy amable y simpatica llamada Dilcia Sánchez y actualmente la familia Peraza Reyes, donde también funciona una farmacia; luego vivía otra familia de isleños, los señores Chiche Morales y su esposa Josefa, la misma es habitada por sus  descendientes; en la siguiente casa vive la familia Bracho. El Sr. Antonio Bracho junto a su señora Marina y sus hijos. La Sra. Marina Meléndez de Bracho ocupa un lugar en la historia, al ser la primera mujer en lograr la presidencia del Concejo Municipal en nuestro municipio…

Más adelante por la misma acera, existían unas casas bien fabricadas que pertenecían al Sr. Francisco Meléndez García, donde hoy están situadas una venta de lubricantes, el abasto San Giussepe de la familia Di Paola y la casa de la familia Castañeda, que anteriormente perteneció a la familia Pérez, ya mencionada en un capitulo anterior.

Nota: Para leer con mas coherencia sobre estos relatos Click aqui

Be Sociable, Share!

Comentarios

Una Respuesta de “Relatos del Siquisique de antaño. Calle del Comercio (III)”
  1. Oscar penott Gutierrez dice:

    Sulpicio Gutierrez (QuimBO), mi abuelo, dice mi señora madre Ligia Gutierrez , que el General Sulpicio Gutierrez era el padre de Sulpicio Gutierrez (Quimbo) no era el nieto sino hijo, para que el amigo Leonardo Castañeda pueda indagar más sobre la historia y aclarar sobre si era nieto o hijo del General,

Esta es la opinión de los internautas, no la de Blogueando con Castañeda Los mensajes con insultos y/o groserías no serán publicados. No está permitido hacer comentarios racistas, violentos, injuriantes o contrarios a las leyes. Usted será responsable de los mismos si lo hace. Por favor, céntrese en el tema: nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. No repita su mensaje más de una vez ni coloque artículos o textos largos (con un enlace basta). Si desea reportar algún comentario que incumpla las normas puede hacerlo al correo nardy@municipiourdaneta.com

Escribe lo que Piensas

Conectados 15