"Bienvenidos a la Pagina Web del Municipio Urdaneta... MUY PRONTO ESTARA EN FUNCIONAMIENTO UNA RADIO EN ESTA PAGINA; municipiourdaneta.com/radio ... UNA RADIO INTERACTIVA LIBRE E INDEPENDIENTE... PARA OIR MUSICA VARIADA Y PROGRAMAS SOBRE DIFERENTES TOPICOS DE INTERES GENERAL...ESPECIALMENTE SOBRE EL MUNICIPIO URDANETA... Atte. Leonardo Castañeda, Webmaster.
Historia del Municipio
Simbolos Patrios
Artesania
Zabila
Ayamanes y Turas
Ruta del Cocuy y el Chivo
El Sisal
Elecciones en el Municipio Urdaneta
Recorrido Turistico
Agricultura y Cria
Valores Musicales
De todo un Poco
Autoridades del Municipio
Efemerides y Personalidades
Gobernantes
Asociacion de Licoreros
Salud
 








Resultados por Página:

Artesanos y Cultores de la Parroquia Xaguas

Cirílo Rodríguez

Nacido en Baragüa en el año 1952. Es el sexto de de los hijos de Doña Martina

Emiliana de Rodríguez, y José Maria Rodríguez, nació por este terruño donde cardonales y chivos son parte primordial del ambiente y economía lugareña.

En los tiempos vividos de su niñez y juventud en el pueblo de Baragüa casi siempre junto a su abuela, Eduviges Mora quien se dedicaba a elaborar lozas de arcilla para su uso o para regalar a familiares y amigos.

Ella ejerció gran influencia en el joven Cirílo, y como escribe el aguádense Lic. Douglas López en su revista Urdaneta en Magazine “mientras ella elaboraba las Lozas, el fabricaba figuras de todo lo que le rodeaba; animales, árboles, etc.

Esos fueron sus primeros juguetes y lo que permitió dar rienda suelta a su imaginación, bajo el ala maternal de su abuela, quien además de estimularlo a moldear esas pequeñas figuras, lo protegía del castigo y dominio paterno que lo asustaba “con volverse camello” debido a la postura que asumía cuando moldeaba el barro.
José Aranguibel escribió sobre Cirílo: “En la pequeña Baragüa, el contacto con el tallador Rodulfo Viloria lo marcaría para siempre y como el diría para sus adentros… -Yo soy capaz de tallar algo mejor-

Conectado(s) 2



Enlaces Interesantes

 

Y así se inicia su tallismo en madera con un Simón Bolívar muy tosco y de poco tratamiento del volumen. Se observa en esta primera etapa un mundo muy limitado en cuanto a creación perono en su propia cosmovisión: tallas de Maria Lienza, mujeres con regaderas, indios, el cura del pueblo, chivas chamiceras, mujeres preñadas y en especial una de Bolívar que Cirílo complementaria con una esposa que no es Manuelita como muchos creen, sino el producto de la observación de las frecuentes bodas que se realizaban entre Baragüa y Urucúre; fiestas que llegaban a durar hasta tres días.

Con esas primeras piezas se fue para las ferias de Churuguara de 1977, donde obtiene el premio como la mejor muestra artesanal, además de vender todas sus piezas.

Luego de ello se va a vivir junto a una hermana en Barquisimeto, desde donde aprovechaba para ir a curiosear en la Escuela de Artes Plásticas, sobre las técnicas de moldeados o vaciados en concreto que se usaban para las plazas publicas, gracias a ello realiza dos piezas que son muy importantes y forman parte del patrimonio cultural baragueño: “El Monumento a la Cabra” y “El Indio Xaguas” que son emblemas del pueblo de Baragüa.

En el año 1982 participa en las XIV ferias de Barquisimeto, donde obtiene el premio como “Mejor Artesano” en representación de nuestro Municipio Urdaneta. Al año siguiente participa en el “I Salón Nacional de Arte” en el Museo de Barquisimeto, con un Nazareno, obteniendo el premio “Manifestación Popular”. Allí conoce a Maria Cristina Arría, quien lo ayuda a difundir su obra a nivel nacional.

Por ello en 1984 es invitado a participar en el “V Salón Popular Casa Guipuzcoana”, en la Guaira, con la obra “La Chamicera”. Ese mismo año obtiene el premio “Antonio Herrera Toro” en el “XLII Salón de Artes Visuales Arturo Michelena”, con la obra “La Madre”.

De ahí en adelante su carrera artística se ha nutrido en obras, famas exposiciones y premios. En los años 1987 y 1988 participa en la Primera y Segunda Bienal “Salvador Valero”. En 1998 la Alcaldía de Iribarren le entrega el “Botón Ciudad de Barquisimeto”, en su única clase. En 1999 y 2001, sus obras “La Madre” y “La tejedora”, respectivamente son aceptadas en el “I y II Salón de Arte Popular de la Fundación Bigott”. En el 2002 obtiene con la pieza “San Miguel Arcángel”, el premio del “XII Salón de Arte Popular Héctor Rojas Meza”, en el Ateneo de Cabudare.

Actualmente construye su mundo de Santos, Simón Bolívar, Ángeles, arcángeles con maderas como el cedro, la ceiba, la caoba, trabajadas en un reducido espacio de su casa de Barquisimeto, cerca del aeropuerto, provisto apenas de con una hachuela y varias gubias como herramientas y un tronco por mesa, realiza jornadas diarias de diez a doce horas, de las surgen obras que en su mayoría responden a encargos previos. También trabaja la piedra traída de Baragüa, en la cual talla mujeres y rostros, definidos con escasos y precisos golpes de cincel . Fin de la cita

Es un Tallista de la madera, plasmando con su Arte Popular entre otras cosas la cotidianidad de la vida, consustanciado con su entorno, plasma en sus figuras sean de carácter religioso o histórico como lo ha hecho en el entorno de su natal Baragüa toda la sapiencia que se adquiere de la reflexión en la tranquilidad bucólica del campo,

Como dice el Licenciado Douglas López en su revista Urdaneta en Magazine “Hoy por hoy Cirílo es uno de los mejores exponentes del arte popular en Venezuela, entendiéndose como arte popular, algo muy difícil de definir, pero podemos decir que es algo que hace el pueblo para expresarse y fortalecer, de paso, su propia identidad; aunque decir que el arte popular es apenas un arte del pueblo para el pueblo es encerrarse injustificadamente en un lugar común; es no querer ver su complejidad.

El problema se nos presenta al tratar de definir un conjunto de fenómenos estéticos apodados por algunos “arte ingenuo” “naïf”, primitivo” o “insito”, y que nosotros hemos convenido en llamar “arte popular”.

Casi todas las obras populares se caracterizan por un tipo de representación que combina dos elementos aparentemente contradictorios: por un lado, nos muestra un afán por representar la realidad en todo su esplendor y detalle, y por otro lado la confección formal de estas piezas deja un espacio abierto para que lo que mas pese en la representación sea lo invisible, sea el significado, la carga simbólica, y hasta convencional, conocida y compartida por todos. De ahí que el arte popular venezolano busque buena parte de sus temas en la interpretación de la religión, de la historia y de las costumbres cotidianas. Las formas están consustanciadas con los temas, con las anécdotas, con eso intangible que despierta el estar en contacto con algo que por nada del mundo le es ajeno al artista, a la comunidad y a nosotros como espectadores”. Fin de la cita.

Prisca Carrasco.

Nació el primero de septiembre de 1945 en el caserío Sicuá, donde vive criando sus chivos. Los cuales atiende en la mañana al igual que los oficios del hogar, y en los ratos libres se dedica a su pasión que es la elaboración de hamacas de dispopo.

Este oficio lo aprendió de su mamá Elena Giménez de Carrasco, quien a su vez lo había aprendido de su abuela. Anteriormente en este caserío todas las mujeres sabían sacar dispopo y tejer, pero por ahora ella es la única que se dedica a este legionario arte. El dispopo es la fibra que se obtiene de las pencas de las matas del Agave Cocuy, “Las matas de cocuy están en los cerros, hay que subir al monte a sacarlo. Además, ya casi no hay nadie que quiera sacar la fibra. La juventud no quiere sino agarrar puro el lápiz y la pelota, no quieren aprender”. Luego de obtenidas, las fibras se estiran y se hace una mopa con ellas.


La cosa empieza así: se van halando las fibras de la mopa de dispopo y cuando esta todo estirado se pone en el uso para la primera hilada.El huso se hace rodar en la totuma para el enrollado, luego se tuercen dos hebras juntas en la segunda hilada. Luego la pongo al sol unas horas en una silleta y después hago la pelota. Cuando la voy a pintar, la pinto antes de hacer la pelota. Para eso se hierven en agua; las conchas de besugo (amarillo) cucharo (rojo) y hoja tieza (marrón) cuando hierve meto la cabuya y la apago. Uno la deja hay hasta que se enfríe el agua; luego se ponen a secar al sol en una silleta, por que si no se hace así, cuando se valle a tejer se ponen unas hebras flojitas y otras templadas.

Las traperas son de macramé y se les pone después.

Un chinchorro se puede hacer en una semana, pero cuando se dedica solo a ello, tejiendo todo el día y parte de la noche”.

Prisca tiene 5 hijos, tres de los cuales la ayudan con el tejido y las traperas, en la exposición “hacedores del territorio” en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas en el año 2002, ella fue la imagen de unos bellísimos afiches, con fotografías del Premio Nacional de Fotografía: Nelson Garrido .

Crispula Acosta la Locera .

Nativa del El Potrero de Baragüa, donde realiza distintos tipos de Lozas, desde budares hasta tinajas.

“La quema de la loza es con leña de Cují, antes había bosta de vaca, pero ahora no se ve una vaca por aquí ni en pintura. Yo hago como mi abuela me enseño, con tiestos reventados que molemos con dos piedras.
Antes habíamos tantos, pero había suficiente madera también. A mi hijo mayor lo que le gusta es la agricultura. El aprendió este oficio, pero no quiere dedicarse, y tampoco quiere que yo siga trabajando la loza., dice que tengo que descansar, pero que va, esto es lo que a mi me gusta, aunque sea trabajoso”.

Neria Carrasco de Barraes “Hamaquera ”

Nacida en el caserío Sicuá, el 8 de febrero de 1942, después que tenia 7 años aprendió con su mamá, doña Emiliana Pineda de Carrasco, a tejer hamacas de hilo y nylon, además de chinelas y alpargatas, las hamacas generalmente las hace por encargos que llegan desde Barquisimeto, Acarigua, Carora, hasta de Italia y Suiza le han llegado pedidos a través de unos amigos que han venido de tierras europeas. Para la elaboración de cada una tarda entre una semana y quince días, dependiendo de cuantos kilos de hilo sea la obra pedida.

Gregoria Timaure de Pineda “Tejedora”

Nacida el 9 de mayo de 1956, en Campo Lindo, cerca del caserío Sicuá donde vive actualmente. Aprendió el oficio de hacer hamacas de hilo y nylon, igual que los chinchorros de dispopo desde que tenía 9 años cuando su mamá doña Regalada Carrasco le enseño. Actualmente forma parte junto a sus primas Neria y Prisca Carrasco de ese grupo de artesanas que le han dado proyección nacional e internacional a este alejado caserío de la Parroquia Xaguas en el Municipio Urdaneta, sin que tengan algún apoyo de los entes gubernamentales, tanto regionales como municipales. Tiene 12 hijos alguno de los cuales han aprendido este oficio, aunque aun no se dedican de lleno a el. Por eso esperan por un organismo que les ayude a cultivar en las nuevas generaciones este legendario arte.

Diego Rafael Crespo Sira “El Barrilero”

Tiene 80 años de edad nació en Baragüa el 12 de noviembre de 1924. Su mamá

Egilda de crespo se murió a la edad de 117 años. Actualmente vive en el caserío Caritá, donde fabrica los famosos barriles, elaborados con caujaro. Desde 1954 comenzó con este arte, cuando elaboraba los de 40 litros para el agua a 20 bolívares c/u, también elaboraba de 30 litros a 18 Bs., los de 20 por 16 Bs.

Y los de 10 litros por 13 bolívares. Se caso con Maria Aldana, con la cual tiene 12 hijos, de los cuales el mayor, Segundo, también aprendió a elaborar los barriles, pero no ejerce. Actualmente sus pedidos son de 5, 10, y 15 litros, utilizados generalmente para conservar el cocuy de penca.

Lesmes Rojas Mendoza “El Pintor”

Nacido en pie de cuesta (Parroquia Manuel Morillo del Municipio Torres), un 5 de octubre de 1953, hijo de los baragueños Lesmes Rojas y Rosario Mendoza de Rojas.

A los diez años de edad es traído a la tierra de sus padres donde realiza estudios de primaria. Su primer trabajo fue como comerciante y también realizó el oficio de Latonero y Pintor, profesión que aprendió de manera autodidacta. En los ratos libres se dedica a pintar al óleo paisajes y casas de la región en cuadros que generalmente son para adornar su casa o para obsequiárselo a familiares y amigos. Actualmente se encuentra realizando una serie de obras para exponerlas en la casa de la cultura del pueblo.

Casado con Maritza Crespo con la cual tiene 4 hijos de los cuales el menor tiene inclinación por la música y la pintura.

Héctor (Neno) Zambrano Carpintero de Urucúre.

“Yo hago sillas de cardón y Curarí. Antes había mucho, pero ahora hay que subir lejos, pa' el monte, para encontrar cardón bueno para muebles.

Esos chiquitos que ve por aquí no sirven, tienen que ser fuertes, grandes. El cardón se pela con hacha.

Es suave para trabajarlo, pero después cuando se seca se pone muy duro.

Puede durar muchísimo, más de cien años, como esta casa aquí. Yo soy el primer carpintero de mi familia, y fue puro interés mío. Trabajo manualmente, sin nada “eléctrico”

Macario Colombo

Nacio el 10 de Junio de 1946 en el Caserio Copeyal perteneciente a la poblacion de Baragua en la Parroquia Xaguas del Municipio Urdaneta Estado Lara, fue el sexto hijo que tenian sus padres Susana Colombo y Enrique Cordero. Ese dia el calendario traia dos nombres: San procopio y San Macario, escogieron el segundo por ser menos feo.

"De baragua a Carora y a Barquisimeto constituye el Iter vital y artistico de Macario. Asi se inicia en la pintura, en la escultura, en la musica y en la artesanal fabricacion de instrumentos musicales. El arte lo atrapa. El color le impone sus demonios y el demonio lo guia hacia el color.

Pinta alucinadamente. a los colores primarios le agrega las tinieblas y obtiene una muestra de un detalle que se muestra en el infinito donde la nada domina con su total transparencia. Esculpe en madera, Fabrica cuatros y mandolinas. Tañe la mandolina y la melancolia se convierte en cadencia sugestiva. Pero la pintura es su afan mayor ya que pinta todos lo dias, solo descansa de esta cuando construye guitarras, cuatros y bandolas."

Gustavo Tomas Castellanos Coronel.


Este pintor y artista plástico, nació un 7 de marzo de 1958, en las Quebraditas cercano a Urucure, perteneciente a la Parroquia Xaguas del Municipio Urdaneta.
Desde muy joven realizo estudios en la Escuela de Artes Plásticas Martin Tovar y Tovar bajo la dirección del profesor Felipe Antonio Herrera.

Exposiciones realizadas:


 Individual en la galería Lisandro Alvarado de Barquisimeto en el año 1979.
Ha participado en más de 20 colectivas y entre sus trabajos más importantes resalta un mural alusivo a los 4 campeonatos del Cardenales de Lara BBC. en el Dogout de este equipo en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto. Otros Murales que se destacan son: el mural alusivo a las aves en el 40 aniversario del Parque Zoológico y Botánico Bararida y el Mural alusivo al Cantor del pueblo Aly Primera en Holguín, Oriente de la república de Cuba.

A lo largo de su carrera como pintor y muralista fue adquiriendo mucha experiencia a través de los trabajos realizados, además de los murales, en las diversas pinturas al oleo realizadas a los jugadores de beisbol profesional venezolano entre las que destacan las de: Luis Sojo, Robert Pérez, Giovanni carrara, Alex Gonzales, Ramón Hernández, Cesar Izturiz, Raúl Marcano,, Edgardo Alfonzo, Luis Aparicio, Willians Ereú, Omar Malave, Nick Leiva, Arturo Sánchez, Oswaldo Guillen entre otros.

Bibliografia:Macario Colombo el Pintor de la Locura, de Felix Nazareno Pifano.

© Copyrigth Municipiourdaneta.com - Todos los derechos Reservados
Municipiourdaneta.com - Webmaster Leonardo Castañeda (Tlf: 0424-5378485)
Diseño gráfico realizado por Leonardo Bracho